lunes, 28 de mayo de 2012

LA TÉCNICA DE LA TORTUGA: DEFINICIÓN


La técnica de la tortuga es una herramienta de modificación de conducta basada en el autocontrol. Se desarrolló en el colegio Point of Woods, una escuela-laboratorio para niños con problemas de comportamiento.
Se dirige a niños que carecen de la habilidad para gestionar el fracaso, a los que la frustración les produce rabietas, que pegan a otros, les insultan, les fastidian, y sufren innecesariamente por su falta de habilidad para controlar sus impulsos

La técnica está pensada para niños de Educación Infantil y del primer ciclo de Primaria, aunque puede adaptarse a niños mayores sustituyendo la imagen de la tortuga por algo menos infantil como “tiempo muerto” o simplemente “stop”.

Consiste en establecer una analogía con la tortuga. Cuando ésta se siente en peligro se refugia en su concha. Así se enseña al niño a esconderse dentro de un caparazón imaginario cuando se siente amenazado por emociones incontrolables o por sucesos que le llevan a arremeter contra todo de forma impulsiva.

La conducta de refugio debe ser la respuesta a la palabra “tortuga” y se hace pegando cabeza y brazos al cuerpo. Si está sentado en clase puede esconder la cabeza debajo de la mesa y recoger los brazos.
Una vez que el niño ha aprendido eso, se le enseña a relajarse mientras está haciendo la tortuga, ya que la relajación es incompatible con los comportamientos agresivos o disruptivos.
Por último, se le enseñan técnicas de resolución de problemas para buscar alternativas para responder a la situación que le ha llevado a hacer la tortuga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada